El sector privado pretende modificar el porcentaje y forma de repartir las utilidades (PTU) que las empresas otorgan a sus trabajadores, señalaron expertos. Como parte de la discusión sobre la reforma al outsourcing, el sector privado aprovechará para llevar a la mesa de Parlamento Abierto del Congreso el tema del PTU, para vincularla principalmente a la productividad de los trabajadores y las empresas. “Es una prestación que hoy se paga solamente en función de la permanencia del trabajo y el sueldo que se gana”, afirmó Jorge Sales, socio fundador del despacho Sales Boyoli.

Las empresas mexicanas que tienen contratación colectiva de protección patronal o contratos con sindicatos “blancos”, han iniciado la activación de la “vida sindical” al interior de sus organizaciones frente a los nuevos requerimientos de la reforma laboral y los compromisos firmados en el T-MEC. Jorge Sales Boyoli, socio fundador de Sales Boyoli, indicó que esta “activación” de sindicatos y contratos se dará en mayor intensidad en empresas cuyas oficinas centrales están en Estados Unidos; en sectores como el maquilador y agrícola de exportación, y en empresas de la zona fronteriza.

Cuatro generaciones interactúan en la oferta y demanda laboral actual. Los Baby Boomers añoran la bonanza de ellos y sus padres en puestos de calidad y prestaciones. La generación X experimenta la economía de la competencia. Los Millennials, según estudio de la consultora Deloitte, ya con el 75% de la fuerza laboral del mundo, son capital que pronto sale. Y la más reciente generación incorporada a la actividad laboral, los Z, son definidos como jóvenes dispuestos a comprometerse pero a cambio de un reconocimiento claro a su grado de estudio. “México está a la altura de los requerimientos de la Industria, no hay déficit de capital humano ni en cantidad ni en calidad”, dice David Romero, investigador en Manufactura Inteligente del Tecnológico de Monterrey. “La pertenencia a un empleo hasta la jubilación no son parte de la época que estamos viviendo”, señala Sales Boyoli.

En los últimos cinco años, 500 mil personas se sumaron al grupo de trabajadores independientes que ha encontrado el sustento laborando desde su casa. Esto representa un aumento de 25.3 por ciento, si se considera que en el tercer trimestre de 2014, estaban en esta condición 2 millones 215 mil 604 personas, mientras que en el mismo periodo del 2019, las personas cuyo trabajo se desarrolla en el mismo domicilio, ascendió a 2 millones 777 mil 847, según las cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi. Las personas que se autoemplean desde su propia casa lo hacen por el interés de iniciar un emprendimiento y con la esperanza de mejorar sus ingresos.

En la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, actualmente participan cinco mil 650 trabajadores civiles, originarios de las comunidades vecinas y del resto del país, informó el mayor ingeniero constructor José Juan Marín Solís. El vocero oficial del Agrupamiento de Ingenieros de Santa Lucía explicó que se han acercado a las instalaciones de la Base Aérea Militar de Santa Lucía. en Zumpango, Estado de México, una gran cantidad de trabajadores de diferentes oficios relacionados con la construcción o sólo con la intención de laborar.

Más de dos años de caída en las ventas de autos en México y la reducción de la producción automotriz ya causaron estragos en la situación laboral de los trabajadores del sector, que hasta ahora habían sido los más favorecidos dentro de la manufactura. Desde el segundo semestre de 2019, el 27% de las empresas del sector tuvieron una reducción en su plantilla de empleados, sin necesidad de despedir, pues se trató de retiros voluntarios, informó Rodrigo Arciniegas, encargado de la encuesta de recursos humanos de la Red Nacional de Clusters de la Industria Automotriz. En promedio, cada mes, entre renuncias y despidos salió alrededor de 5.2% de trabajadores del sector y, en ocasiones, los lugares ya no se cubren, situación que podría seguir el primer trimestre del año, refirió.

En el País existen 10.9 millones de trabajadores que perciben hasta un salario mínimo, la mayoría mujeres que trabajan en el sector informal, según cálculos de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami). Con cifras al tercer trimestre de 2019, la Conasami advirtió que las personas que ganan hasta un salario mínimo representan 19.8% de la población ocupada y es mayor en zonas rurales que urbanas. En el periodo mencionado 5.8 millones de mujeres y 5.1 millones de hombres recibían hasta un salario mínimo. Las cifras advierten que la mayor parte de los trabajadores que ganan un salario mínimo son informales y se encuentran subcotizando en el IMSS.

Regresar el cálculo de las pensiones al salario mínimo (SM) representaría un costo para el erario público de 200,000 millones de pesos anuales, estima Carlos Ramírez, expresidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). El recurso que se necesitaría para indexar estos pagos al SM —considerando el aumento del 2020— equivale a la suma de los presupuestos de los programas federales de pensiones para adultos mayores y para personas con discapacidad, las becas Benito Juárez para estudiantes de educación media superior y superior, y Jóvenes Construyendo el Futuro.

De acuerdo con el abogado Rodolfo Martínez, muchos de los derechos adquiridos por los servidores públicos, que ya tenían suspensiones definitivas respecto de la afectación que les hacía la anterior ley, la Ley Federal de Remuneraciones, aprobada desde noviembre del 2018, tuvieron que volverse a amparar. “Esto porque lo ganado en la defensa de los derechos durante el año pasado volvió a afectarse en la Ley de Austeridad Republicana”. El experto explicó que, “en las cuestiones específicas como el tema del servicio médico, seguros de separación y de vida y cajas de ahorro (de los servidores públicos), debieron hacer una adición a la Ley Federal de Remuneraciones”.

Soledad Aragón Martínez, secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo (STFE) de Ciudad de México, refirió que al llegar a la secretaría detectó que estaba plagada de coyotes, pero en 2020 esto se acabó. La secretaria del Trabajo comentó que el coyotaje se infiltró en programas muy importantes, como el de Seguro de Desempleo o el de las cooperativas que se acostumbraba entregar por paquete a líderes y pseudoorganizaciones.


Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram