OPINIÓN: Reforma laboral, cambio de paradigma

De la nueva legislación laboral dependerá que realmente logremos un modelo laboral y sindical mucho más moderno y apegado a los estándares internacionales.

Nota del editor: Don Porfirio Salinas es híbrido de política, iniciativa privada y escenario internacional. Priista orgulloso de “el valor de nuestra estirpe” (Beatriz Paredes dixit); antagónico al Peñismo, que atentó contra esta estirpe. Convencido de la política como instrumento de construcción de país, desde cualquier trinchera. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico).- Esta semana empieza lo que parece la etapa final para lo que será la nueva legislación laboral de México. Si todo sale bien, esta semana deberá pasar en la Cámara de Diputados, y antes del 30 de abril deberá pasar en el Senado. Repito, si todo sale bien; con la educativa no han logrado avanzar.

La nueva Ley Federal del Trabajo podría traer importantes cambios de fondo al marco laboral y, en particular, a la vida sindical. Muchos de esos cambios urgen desde hace décadas, pero los gobiernos del PAN y del PRI no quisieron enfrentarse a las centrales sindicales por sus apoyos electorales.

La última gran reforma en materia sindical en este país fue la realizada por Carlos Salinas, cuando por primera vez en la era hegemónica se permitió la existencia de sindicatos independientes; es decir, que no pertenecieran a la CTM. Fue así como se pudo crear la UNT, de Francisco Hernández Juárez.

Salinas también puso a temblar al sindicalismo con la andanada en contra del famoso líder sindical petrolero La Quina, a quien envió a la cárcel, y después contra el no menos famoso líder sindical del magisterio, Carlos Jonguitud Barrios, al deponerlo y con ello subir a la famosa Maestra al poder.

Referencia: https://adnpolitico.com/voces/2019/04/08/opinion-reforma-laboral-cambio-de-paradigma

 

T-MEC, turismo y reforma laboral, en columnas financieras de este 08/04/19

por Redacción AN / 

 

T-MEC: Estados Unidos quiere el derecho a inspeccionar fábricas en México

“Estados Unidos quiere que el T-MEC tenga dientes grandes y garras afiladas en materia laboral. Un documento con esas características fisiológicas podría ser como el Lobo Feroz del cuento o un monstruo. Lo que está claro es que los vecinos y socios no se conforman con los compromisos que México plasmó en el documento que firmó en noviembre de 2018: Democracia sindical; mejoras en la justicia laboral y mejoras en los salarios, en especial en las industrias de exportación”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram