Retos laborales del T-Mec

elpulsolaboral.com.mx

Aun mes del arrandel nuevo Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés, y T-MEC, en español), hay varios puntos que el gobierno mexicano deberá atender. Uno es el tema laboral. Los cambios que exige el nuevo acuerdo no solo tienen que ver con la creación de una legislación secundaria, sino con un cambio de paradigmas en nuestro país.
El Capítulo 23 del T-MEC, en el cual se estipulan las modificaciones, habla de contratos colectivos, sindicatos y sus procedimientos. A diferencia del extinto TLCAN, en el cual estas obligaciones se exponían en un anexo lleno de compromisos aspiracionales, hoy si esas obligaciones se incumplen, el nuevo acuerdo podría cancelarse, detalla Jorge Sales Boyoli, socio fundador del bufete de abogados Sales Boyoli.
Entre los nuevos compromisos adquiridos está la libertad y autonomía sindical, y la creación de un sitio de internet público en el cual se transparenten todos los contratos colectivos, los sindicatos y los procedimientos sindicales. También se estipula la creación de una legislación secundaria -la cual debe estar lista en enero de 2019- que ayude a darle claridad y formalidad a las acciones que deben realizarse en materia laboral.
Sales Boyoli asegura que se avecina un tsunami sindical. La nueva administración planea desaparecer más de 100,000 contratos y sindicatos blancos, erradicar la extorsión sindical e incrementar el poder adquisitivo del salario mínimo; y hay que estar preparados. De cumplirse estos cambios, deberá pensarse en las empresas como un factor económico que represente a los trabajadores. Además, los empleadores deberán aprender a negociar con los sindicatos.
Se aconseja a los empresarios que acudan a gremios y foros públicos, para pedirle al gobierno que se involucre con los sindicatos, trabajadores y patrones en la creación de la ley secundaria. Además, deben fortalecer la comunicación con los trabajadores para explicar y gestionar los cambios, incluida la creación o desaparición de sindicatos al interior. Los sindicatos deberán modernizarse, profesionalizarse y convertirse en aliados de los empresarios; entender que su papel es secundario y no protagónico, y que deben ser un facilitador de las relaciones laborales, no un obstáculo.

Referencia:

Descarga aqui


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram