Entra en vigor el nuevo reglamento para regular el procedimiento de objeciones de los trabajadores en materia de reparto de utilidades

El pasado 5 de junio fue publicado en el Diario Oficial de la Federación (con entrada en vigor el día siguiente) el Reglamento de los Artículos 121 y 122 de la Ley Federal del Trabajo, cuyo objeto es regular el procedimiento relativo a las objeciones de los trabajadores a la declaración anual del Impuesto Sobre la Renta y sus anexos. Este ordenamiento tiene su fundamento en los artículos 121 y 122 de la Ley Federal del Trabajo, donde se concede a los trabajadores la facultad para  inconformarse con el importe declarado por el patrón ante el fisco bajo el concepto de Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas (PTU). Este reglamento, de veintinueve artículos, sustituye al publicado en el año 1975.

Con un sesgo claramente fiscalizador y de legitimar el llamado coloquialmente “cruce de información”, dicho ordenamiento prevé entre los más relevantes cambios respecto de la legislación anterior, los siguientes:

  1. Se actualizan las denominaciones de autoridades y ordenamientos legales inexistentes en 1975, para hacer mención así, al Sistema de Administración Tributaria (SAT) y a la Ley del Servicio de Administración Tributaria.
  2. Precisa con mayor detalle (incluso listándolo) los derechos de los sindicatos titulares o la mayoría de los trabajadores en la empresa (Recibir copia de la declaración, sus anexos y hacer objeciones)
  3. Establece un mecanismo completo (antes inexistente) para acreditar la personalidad y legitimación procesal de los objetantes.
  4. Se incluye la obligación de exhibir, no sólo la declaración (como se regulaba antes) sino también los anexos de la misma.
  5. Se determina con mejor claridad (todavía perfectible) la responsabilidad para los trabajadores que den a conocer a terceras personas los contenidos de la declaración anual.
  6. Se regula con mayor detalle el procedimiento a seguir con aquellas objeciones que no cumplan con los requisitos del mismo reglamento; de no observarse en dos ocasiones, se tendrá por no admitida la objeción.
  7. Se contempla un marco específico de coordinación entre las autoridades fiscales y laborales una vez determinada (por el SAT) la cantidad adicional a repartir por concepto de PTU. La vigilancia del pago y sanción de incumplimiento, queda en manos de las autoridades laborales.
  8. Se reduce de 60 a 30 días hábiles el plazo para pagar el aumento de PTU o determinar la utilidad resultante del proceso de objeciones.
  9. Se prevé como facultad novedosa en este ordenamiento, la posibilidad de suspender el reparto durante la interposición de los medios de defensa siempre que se garantice el interés de los trabajadores.
  10. Se otorga la prerrogativa al SAT para hacer uso de los medios tecnológicos (inexistentes en 1975) para el intercambio de información con las autoridades laborales, respecto a la PTU contenidas en la base de datos y sistemas institucionales.

Finalmente, cabe destacar la oportunidad de la publicación y entrada en vigor de este reglamento ya que en los términos promulgados, permite, con una constitucionalidad cuestionable, su aplicación para las utilidades del ejercicio fiscal del 2013 declaradas en marzo del presente año.

Esperamos que esta información resulte de utilidad, para cualquier comentario adicional, no dude en contactarnos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram