Programa Becarios

Durante esta semana la próxima titular de la STyPS, Luisa María Alcalde, y su equipo de trabajo, den a conocer los detalles del Programa para becarios “Jóvenes Construyendo el Futuro”.

Los objetivos del programa son 5:

  1. Proporcionar a jóvenes capacitación laboral.
  2. Que los jóvenes tengan acceso a estudios universitarios.
  3. Abatir el desempleo y conductas antisociales entre los jóvenes.
  4. Ante un futuro crecimiento económico, contar con una base de jóvenes capacitados que lo soporten.
  5. Incorporar a las empresas en la responsabilidad social que implica el desarrollo productivo de la juventud mexicana.

Se estima que al Programa se incorporarán poco mas de 2.5 millones de jóvenes que representa la población entre los 18 y 29 años que actualmente no estudian, trabajan ni reciben capacitación. Aproximadamente el 22% de la población se encuentra en estos supuestos, cifra muy superior al 15% promedio de la OCDE.

El Programa tendrá dos modalidades:

  1. Educativa. Para un aproximado de 300,000 jóvenes e implicará que accedan a educación superior y que los alumnos de bajos recursos reciban una beca mensual de $2,400. Esta modalidad estará coordinada por la Secretaría de Educación.
  2. Capacitación en el trabajo. Para un aproximado de 2.3 millones de jóvenes quienes recibirán, por un año, una beca de $3,600 pesos. Esta modalidad estará coordinada por la STyPS.
    • Por cuanto hace a los sectores a los que se canalicen a los jóvenes y que su personal funja como “tutor”, se espera que el 70% sea privado, 20% público y 10% social.
    • En una plataforma se concentrarán los datos de los jóvenes (específicamente intereses y lugar de residencia) y de los participantes de cada sector a efectos de realizar una vinculación efectiva para ambas partes, así como para el monitoreo de los avances del beneficiario y de la esperada baja en los niveles de desempleo juvenil.
    • Los beneficiarios deberán satisfacer ciertos requisitos tales comprometerse a respetar los lineamientos del Programa y del reglamento interior de trabajo de la empresa que los acoja, respetar y cumplir horarios y días de trabajo, atender los lineamientos de capacitación para adquisición de competencias, etc.
    • La implementación implicará la firma de convenios de colaboración con el sector privado, público y social, así como con cámaras empresariales. Los centros de trabajo nombrarán a los tutores de los jóvenes y se les aplicarán evaluaciones mensuales.
    • El objetivo será capacitar en y certificar una habilidad o competencia en particular.
    • Existirán evaluaciones mensuales mutuas y de él dependerá el pago de la beca al joven.
    • El pago se realizará directamente a la cuenta bancaria del beneficiario, quien también contará con la cobertura del IMSS para accidentes y enfermedades.
    • El centro de trabajo podrá solicitar la remoción del beneficiario si existe causa para ello. Los beneficiarios que sean removidos en dos ocasiones causarán baja del Programa.
    • Se fomentará la contratación del beneficiario y la capacitación de más beneficiarios.
    • Las etapas del Programa serán: censo (del 15 de septiembre al 30 de noviembre), formalización de convenios (a partir del 1 de diciembre), registro (a partir del 1 de diciembre), inscripción (a partir del 1 de enero del 2019), inicio de las prácticas y certificación.
    • Se contarán con un portal del Programa así como con coordinaciones regionales, centro de coordinación indigenista y centro de registro autorizados.
    • Existirá un acompañamiento cultural a cargo de la Secretaría de Cultura, la cual promoverá la integración de los jóvenes a espacios y eventos culturales.
    • Terminado el año de capacitación, se dará seguimiento al beneficiario con miras a lograr su incorporación al mercado laboral. Este seguimiento estará a cargo del Servicio Nacional de Empleo.
  • Asimismo y como ya se había anunciado, Alcalde ha enfatizado en dos líneas de trabajo adicionales al Programa.
  • La primera de ellas será la profundidad con la que se realizarán las revisiones e inspecciones a las empresas. La intención es detectar y corregir malas prácticas tales como reportar al IMSS salarios menores a los efectivamente pagados a los trabajadores o el abuso de la figura del outsourcing.
  • La segunda será la efectiva protección sindical para los trabajadores, respetando el espíritu de la legislación laboral. Revitalizando la contratación colectiva, se espera lograr un sano equilibrio entre la mejora en la productividad deseada por la empresas, y la transparencia, democracia y libertad en los sindicatos.
  • Anticipó también que la revisión al salario mínimo tendrá como objetivo acercarse a los $100 pesos, desestimando cualquier riesgo inflacionario.
  • Desde su punto de vista, el estado de derecho también pasa por cumplir y respetar la legislación laboral, por lo cual es su intención arrancar el 1 de diciembre con la ejecución de planes y programas y no con la “planeación” ya que en eso ha trabajado durante la etapa de transición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram