Mitos y realidades para entender la renegociación del TLCAN

Mitos y realidades para entender la renegociación del TLCAN

El tema del salario es quizá, el más complejo dentro de los asuntos laborales, ya que se ha convertido en una deuda histórica y de hipoteca social dentro de nuestro país para las personas que conforme a la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) se encuentran por debajo de la Línea de Pobreza Alimentaria.

EI tema laboral nos tomó por sorpresa y se posicionó como uno de los más sensibles en la renegociación del TLCAN; el gobierno de Estados Unidos ha considerado que una de las principales razones del déficit comercial, argumento central de la renegociación del Tratado, es justamente la amplia brecha entre los salarios mínimos de ambos países y los empleos que México se ha llevado.

Han pasado cinco rondas de negociaciones; quienes por nuestra profesión observamos la realidad encontramos algunas claves y datos duros útiles para entender las opciones de México en materia laboral durante la negociación que ya se hizo larga. Usted podrá hacer sus lecturas e interpretaciones, aquí compartimos algunos elementos.

1.MÉXICO ES LA ASPIRADORA DE EMPLEOS DE ESTADOS UNIDOS: MITO

Pensar que México se ha llevado todos los empleos perdidos en Estados Unidos durante la vigencia del TLC es una falacia. Entre 1994 y 2016, nuestros vecinos sufrieron una pérdida neta (Empleos Creados menos Empleos Perdidos) de 4.6 millones y México, en el mismo periodo, tuvo una creación neta de 1.9 millones de empleos. Si este postulado fuera real, México hubiera creado entonces cerca de 5 millones de empleos en los últimos 22 años. Las causas para las pérdidas en puestos de trabajo de Estados Unidos merecen, como cualquiera, evaluarse es de una óptica multifactorial; aspectos como las adecuaciones tecnológicas en las plantas de producción, migración y seguro de desempleo (por cierto congelado en México por los legisladores) que incentiva perversamente no salir a buscar trabajo; influyen sin duda alguna, en mayor medida en la caída de trabajo, que en el Tratado de Libre Comercio.

2.LOS EMPLEOS MANUFACTUREROS, EN CUANTO A CREACIÓN Y PERDIDA, SE COMPORTAN IGUAL EN MÉXICO QUE EN EU: REALIDAD

Desde 2001 y hasta 2016 (excepto de 2004 a 2007), la pérdida o generación de empleos se mueve igual en ambos países; aunque en proporciones diferentes, en otras palabras, cuando en EU se pierden empleos de manufactura también se pierden en México y cuando generamos empleos en este sector, también EU lo hace. Esta tendencia igual en ambos países echa por tierra cualquier correlación negativa entre crecimiento de empleos en México y pérdida de trabajos en Estados Unidos y más bien invita a reflexionar en los fenómenos de globalización e integración comercial.

3. ESTADOS UNIDOS IMPORTA MUCHO MÁS DE LO QUE EXPORTA A MÉXICO: MITO

En realidad, Estados Unidos exporta a México 2% más que lo que importa de nosotros. En cuota de mercado, la diferencia es entonces ligeramente favorable, es decir, del total de las importaciones que llegan a EU, 13.50/0 proviene de México y del total de las exportaciones de EU 15.7% vienen a México. Estados Unidos recibe en primer lugar productos y servicios de China y en segundo de México y el mismo Estados Unidos exporta en primer lugar a Canadá y en segundo lugar a México. La dependencia es estrecha, pero el favorecido en el balance exportaciones/importaciones es el país del norte.

4. LA BRECHA DEL SALARIO MÍNIMO ENTRE MÉXICO Y ESTADOS UNIDOS ES MUY AMPLIA: REALIDAD

Con el reciente incremento del salario mínimo en México, en vigor desde el pasado uno de diciembre, el monto por hora equivale a aproximadamente. 57 dólares mientras en Estados Unidos asciende a 9.20 dólares en promedio. Ello es una diferencia de poco más del 800%. Es el salario mínimo más bajo entre los de Estados Unidos, Alemania, Japón, Canadá, Francia y Reino Unido. Esta brecha abismal hace evidente además de la asimetría en las economías, que México ha construido mucho de su atractivo de inversión sobre la base de salarios bajos; sin embargo, pretender igualar los sueldos mínimos entre Estados Unidos y México, sería suicida en lo comercial y en lo inflacionario para nosotros.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram