16 meses de Reforma Laboral

Por Miguel Ángel Andrade García Alonso
Socio del Área de Litigio
Bufete Sales Boyoli

¿Qué impacto ha tenido la reforma a la Ley Federal del Trabajo? ¿Se han cumplido los objetivos trazados por el  entonces Presidente de la República? ¿En realidad han cambiado las cosas en la práctica laboral? Aunque desde luego son muchas las implicaciones, aristas  y perspectivas con las que se puede analizar dicha “reforma estructural”, pareciera un buen momento para revisar su estado actual,  desde la óptica de un litigante en la materia que vive y sufre la impartición de justicia en materia del trabajo.

>En la exposición de motivos (parte, casi romántica de cualquier iniciativa de ley o de reforma a la misma), que  presentó en su momento el Ejecutivo Federal, a la Cámara de Diputados,  hizo valer la imperiosa necesidad de contar con un andamiaje jurídico-laboral “moderno”, por las siguientes consideraciones:

  • “El marco jurídico laboral ha quedado rebasado ante las nuevas circunstancias demográficas, económicas y sociales.
  • La legislación actual no responde a la urgencia de incrementar la productividad de las empresas y la competitividad del país, ni tampoco la necesidad de generación de empleos.
  • Subsisten condiciones que dificultan que en las relaciones de trabajo prevalezcan los principios de equidad, igualdad y no discriminación.
  • El anacronismo de las disposiciones procesales constituye un factor que propicia rezagos e impide la modernización de la justicia laboral.
  • A pesar de que nuestro país ha tenido importantes progresos democráticos y de libertad, aun es necesario avanzar hacia mejores prácticas en las organizaciones sindicales, que favorezcan la toma de decisiones.
  • La normatividad laboral no prevé sanciones significativas a quienes incurren en prácticas desleales o informales contrarias a la ley”.

El entonces Presidente enumeró en la exposición de motivos del decreto de análisis, 51 objetivos que, perseguían un mayor crecimiento económico, inversión, productividad, mayores empleos y mejores salarios.  Quizá con esta información, podemos ir ya anticipando conclusiones sobre los magros resultados de la reforma hasta el momento.

La Comisión de Trabajo y Previsión Social de la  Cámara de Diputados, ha reconocido que “a un año de entrar en vigor la Reforma Laboral, y de acuerdo con lo que sucede en el país, hay mucho camino por recorrer para lograr los resultados esperados, por lo que se requiere buscar y construir proyectos para alcanzarlos”; reconociendo incluso,  que el panorama “no es muy alentador”, por diversas causas como el desempleo y la informalidad, los trabajos mal remunerados y la falta de garantías laborales, prestaciones y seguridad social.

Y es que a 16 meses de haber entrado en vigor,  los resultados de la reforma han sido bastante discretos; los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) muestran que de enero a octubre del 2013, se crearon 590 mil 393 empleos, que son 29 por ciento menos respecto de igual periodo de 2012, cuando se generaron 832 mil 73 plazas laborales; se vaticinaba un crecimiento económico del país de 6 por ciento, y la realidad, es que apenas se alcanzó el 1.3 por ciento al cierre del 2013;  los salarios bien pagados prometidos, están ausentes, manteniéndose como unos de los más bajos del mundo.

En el terreno de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, locales o federales, no se han podido resolver las controversias laborales en un periodo máximo de un año, como era lo esperado y que fue precisamente, una de las razones para crear un nuevo marco jurídico donde los salarios vencidos corrieran de forma tradicional  únicamente por 12 meses y no durante todo el juicio, como antaño; adicionalmente el  interés  del 2%  señalado por el artículo 48 de la Ley Federal del Trabajo, en esta misma materia (salarios vencidos) a partir del mes 13, la autoridad, aún no tiene un criterio homogéneo de cómo calcular el mismo, pues mientras por un lado una Junta puede caer en prácticas anatocistas (agrega un 2 por ciento cada mes, al resultado arrojado al mes anterior que ya contenía un 2 por ciento de interés), por otro, puede ordenar que al “no contar con elementos suficientes para dicho cálculo”, se abra un pequeño “juicio dentro del juicio” (incidente) donde las partes interesadas le alleguen los elementos para su cálculo. En otro de los nuevos preceptos derivados de la reforma, la autoridad no está aplicando las sanciones previstas para el caso de prácticas desleales (como el retraso deliberado) por parte de abogados, dejando como letra muerta dichas disposiciones. En materia de capacidad  y preparación por parte de los funcionarios, el reloj corre, pues como lo establece el noveno transitorio de la ley, cuentan con un término fatal de 5 años para obtener título y cédula profesional, el cual, vence el 1 de diciembre del 2017.

En la otra cara de la moneda, tenemos, para beneplácito de los abogados, derivado de la obligación para exhibir cédula profesional para participar en un juicio laboral, ha disminuido veladamente, el número de -parafraseando a Ignacio Burgoa-, “simuladores del derecho”. Así mismo, es una realidad que los juicios iniciados a partir del 1 de diciembre del 2012, si avanzan en forma más expedita, dándoles incluso la autoridad preferencia notoria, sobre juicios iniciados con anterioridad, pudiendo tener incluso 3 ó 4 años estancados.

La reforma laboral tiene pros y contras: 16 meses después de haber entrado en vigor, no se ven resultados sustanciales, no se respira en el foro laboral un avance significativo en la materia; sin embargo, me parece hubiera sido mucho mas contraproducente dejar las cosas como estaban. Si se quieren resultados diferentes, hay que hacer cosas diferentes y en esa inteligencia, por el bienestar del país y en particular del sector empresarial, debemos confiar en que los resultados  de la reforma aprobada, se irán percibiendo con el paso de los meses.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeVisit Us On LinkedinVisit Us On Instagram